La Nueva Reforma del Sistema de Formación Profesional para el Empleo (IV)

Revista Digital Canarias EmpleaArtículo

Publica: Revista Digital Canarias Emplea – RED CANARIAS EMPLEA

Autores: Manuel González de la Rosa


¿Conoces la Nueva Reforma del Sistema de Formación Profesional para el Empleo? (IV)

En la cuarta entrega sobre la Nueva Reforma del Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral, la Revista Digital Canarias Emplea sigue profundizando en los contenidos de la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, con la finalidad de facilitar su comprensión y favorecer su divulgación.

¿Cuál es el objeto de la Ley?

La ley tiene por objeto regular:

  • La planificación y financiación del sistema de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral.
  • La programación y ejecución de las acciones formativas.
  • El control, el seguimiento y el régimen sancionador.
  • El sistema de información, la evaluación, la calidad y la gobernanza del sistema.

¿Cuál es el ámbito de aplicación de la Ley?

El sistema de formación profesional para el empleo dará cobertura a empresas y trabajadores de cualquier parte del territorio del Estado español y responderá a una acción coordinada, colaborativa y cooperativa entre la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas y los demás agentes que intervienen en el mismo para garantizar la unidad de mercado y un enfoque estratégico de la formación.

¿Cuáles son los fines del sistema?

Los fines del sistema de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral son:

  • Favorecer la formación a lo largo de la vida de los trabajadores desempleados y ocupados para mejorar sus competencias profesionales y sus itinerarios de empleo y formación, así como su desarrollo profesional y personal.
  • Contribuir a la mejora de la productividad y competitividad de las empresas.
  • Atender a los requerimientos del mercado de trabajo y a las necesidades de las empresas, proporcionando a los trabajadores las competencias, los conocimientos y las prácticas adecuados.
  • Mejorar la empleabilidad de los trabajadores, especialmente de los que tienen mayores dificultades de mantenimiento del empleo o de inserción laboral.
  • Promover que las competencias profesionales adquiridas por los trabajadores, tanto a través de procesos formativos como de la experiencia laboral, sean objeto de acreditación.

¿Qué principios rigen el nuevo sistema?

Los principios que rigen el nuevo sistema de formación profesional para el empleo son:

  • El ejercicio del derecho individual a la formación y la garantía de igualdad en el acceso de los trabajadores, las empresas y los autónomos a una formación vinculada a lasnecesidades del mercado de trabajo.
  • La anticipación a los requerimientos y cambios del modelo productivo, como vía fundamental para reforzar la calidad y eficacia de la formación.
  • La unidad del mercado de trabajo y la libre circulación de los trabajadores en el desarrollo de las acciones formativas.
  • La unidad del mercado de trabajo y la libre circulación de los trabajadores en el desarrollo de las acciones formativas.
  • La negociación colectiva y el diálogo social como instrumento de desarrollo del sistema de formación profesional para el empleo, así como la participación de los agentes sociales en el diseño, planificación y programación de la oferta formativa dirigida a los trabajadores.
  • La unidad de caja de la cuota de formación profesional y el acceso a una financiación suficiente, estable y equitativa en el conjunto del sistema de formación profesional para el empleo. Esta financiación deberá gestionarse en régimen de concurrencia competitiva abierta a todos los proveedores de formación, públicos y privados, acreditados y/o inscritos conforme a la normativa vigente, para la impartición de toda la programación formativa aprobada por las distintas Administraciones públicas.
  • La calidad, eficacia, eficiencia y transparencia en la gestión.
  • La estabilidad, seguridad y certidumbre que permita la planificación estratégica y promueva la inversión en recursos formativos.
  • La articulación del sistema a través de la coordinación, la colaboración y la cooperación interadministrativa, que permita la flexibilidad y la optimización de los recursos destinados al sistema.
  • El impulso a la formación programada por la empresa para sus propios trabajadores, con la participación de la representación legal de los trabajadores, como vía ágil y flexible de responder a las necesidades más inmediatas y cercanas a empresas y trabajadores.
  • La medición del impacto de la formación y compromiso con la mejora continua, mediante el refuerzo de los sistemas de información, el seguimiento y control, así como la evaluación permanente en todas las etapas del proceso formativo.

¿Cuáles son los ejes vertebradores de la nueva reforma?

El nuevo sistema de formación profesional para el empleo gira en torno a los siguientes ejes vertebradores:

Capítulo I

Describe el objeto de la norma y establece, junto con los fines del sistema de formación profesional para el empleo, que este será de aplicación en todo el territorio nacional.

Capítulo II

Introduce los elementos de un sistema eficiente de observación y prospección del mercado de trabajo, para detectar los cambios en las demandas de cualificación y competencias del tejido productivo.

Capítulo III

Recoge un nuevo enfoque de las iniciativas de formación profesional para el empleo, situando a las propias empresas y a los trabajadores en el centro del sistema.

El capítulo III plantea un nuevo papel de la formación que programa la empresa para sus propios trabajadores, llamada a ser la herramienta principal para ofrecer una respuesta inmediata a las necesidades cambiantes de los sectores y reforzar su capacidad de innovación, al tiempo que se satisfacen las necesidades de adaptación, cualificación y empleabilidad de los trabajadores.

En el nuevo modelo todas las empresas participarán en alguna medida con sus propios recursos en la financiación de la formación de sus trabajadores.

Capítulo IV

Recoge las nuevas previsiones relacionadas con el control de la formación y el régimen sancionador, con el objetivo de garantizar el principio de tolerancia cero contra el fraude en la gestión de los fondos de formación profesional para el empleo.

Capítulo V

Recoge la implantación de un sistema integrado de información que garantice la trazabilidad de las acciones formativas y la comparabilidad, la coherencia y la actualización permanente de toda la información sobre formación profesional para el empleo.

Capítulo VI

Hace referencia a la gobernanza del sistema y define un nuevo papel para los distintos agentes y órganos que intervienen en su gobierno.

La ley se completa con doce disposiciones adicionales, cuatro transitorias, una derogatoria y diez finales.

  • Disposición adicional primera

    Recoge la especial atención a las pequeñas y medianas empresas que deberán promover los servicios públicos de empleo.

  • Disposición adicional segunda

    Prevé el impulso al «cheque formación» a través de las medidas que se propongan en la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales.

  • Disposición adicional tercera

    Supone un impulso necesario a los instrumentos clave del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional, entre los cuales se encuentran los procedimientos de acreditación de la experiencia laboral, para reforzar las oportunidades de cualificación, así como la adecuación de las acciones formativas a las necesidades de los trabajadores y del sistema productivo.

  • Disposición adicional cuarta

    Se refiere a las medidas necesarias para la elaboración de estadísticas que reflejen la totalidad de la actividad formativa que se desarrolla en todo el territorio del Estado.

  • Disposición adicional quinta

    Prevé la adaptación de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo con arreglo a lo previsto en esta norma.

  • Disposición adicional sexta

    Hace referencia a la financiación de las actividades de programación y planificación previstas en el sistema a través del presupuesto de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo.

  • Disposición adicional séptima

    Recoge un mandato al Gobierno para el análisis del conjunto de bonificaciones a la contratación y reducciones en las cotizaciones a la Seguridad social en vigor en todos los ámbitos territoriales y su presentación antes del 31 de mayo de 2016.

  • Disposición adicional octava

    Prevé que los remanentes de crédito destinado al sistema de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral que pudieran producirse al final de cada ejercicio en la reserva de crédito del Servicio Público de Empleo Estatal, podrán incorporarse a los créditos correspondientes al siguiente ejercicio, conforme a la Ley de Presupuestos Generales del Estado que corresponda.

  • Disposición adicional novena

    Recoge que las medidas incluidas en esta ley no podrán suponer incremento neto de gasto público ni de los gastos de personal al servicio de la Administración.

  • Disposición adicional décima

    Hace referencia a que se podrán establecer límites a los pagos anticipados.

  • Disposición adicional undécima

    Con vigencia exclusiva para el año 2015, se mantiene la posibilidad de destinar el 20 por ciento de los fondos procedentes de la cuota de formación profesional para el empleo que financiarán las acciones formativas dirigidas prioritariamente atrabajadores desempleados, así como los programas públicos de empleo formación, a la realización de acciones de fomento del empleo incluidas en el Plan Anual de Política de Empleo.

  • Disposición adicional duodécima

    Recoge que esta ley se aplicará en la Comunidad Autónoma del País Vasco de conformidad con lo establecido en el artículo 149.1.7.ª de la Constitución Española.

  • Disposición transitoria primera

    Establece que se mantendrá vigente el citado Real Decreto 395/2007, de 23 de marzo, así como su normativa de desarrollo, sólo en aquellos aspectos enlos que no pueda ser de aplicación directa lo establecido en este real decreto-ley hasta tanto no se desarrolle reglamentariamente lo previsto en el mismo.

  • Disposición transitoria segunda

    Recoge las competencias de carácter transversal que deberán tener consideración de prioritarias a efectos de la programación formativa en 2015.

  • Disposición transitoria tercera

    Hace referencia al régimen transitorio de los contratos predoctorales vigentes a la fecha de entrada en vigor de esta ley.

  • Disposición transitoria cuarta

    Establece el régimen transitorio hasta la suscripción de convenios entre el Servicio Público de Empleo Estatal y las comunidades autónomas.

  • Disposición derogatoria

    Quedan derogadas todas las normas de igual o inferior rango en lo que contradigan o se opongan a lo dispuesto en esta ley.

La transformación del modelo de formación profesional para el empleo se complementa con la aprobación de un nuevo real decreto y una orden ministerial que derogan la totalidad del marco jurídico vigente, constituido por el Real Decreto 395/2007, de 23 de marzo, por el que se regula el subsistema de formación profesional para el empleo, y todas las normas que lo desarrollan.

Comparte esta noticia