La Nueva Reforma del Sistema de Formación Profesional para el Empleo (III)

Revista Digital Canarias EmpleaArtículo

Publica: Revista Digital Canarias Emplea – RED CANARIAS EMPLEA

Autores: Manuel González de la Rosa, Francisco Javier García Rodríguez y María del Pilar González de la Rosa


¿Conoces la Nueva Reforma del Sistema de Formación Profesional para el Empleo? (III)

En la tercera entrega sobre la Nueva Reforma del Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral, la Revista Digital Canarias Emplea pretende contribuir a difundir la información contenida en la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, con la finalidad de facilitar su comprensión y favorecer su divulgación.

¿En qué cuestiones esenciales se centra el nuevo marco normativo, nacido a raíz de la reforma del Sistema de Formación Profesional para el Empleo?

El nuevo marco normativo se centra en atender:

  • La diferente posición, tras el impacto de la reciente crisis, de los distintos sectores y ocupaciones en el proceso de recuperación económica.
  • El impacto también desigual de la crisis en el colectivo de jóvenes, que requieren una atención específica.
  • La tendencia a requerimientos de mayores niveles de cualificación, sobre todo para cubrir los empleos de cualificación media.
  • La demanda que el envejecimiento de la población activa tendrá en las cualificaciones necesarias para cubrir los empleos de sustitución.
  • La coexistencia de altas tasas de paro con la escasez de oferta de mano de obra cualificada en algunos sectores u ocupaciones emergentes con elevados niveles de innovación.
  • El aumento del colectivo de parados de larga duración durante la reciente crisis, con la consiguiente y necesaria adecuación de su empleabilidad a las nuevas condiciones del mercado de trabajo.

¿Qué hay que hacer para conseguir mejores resultados?

Conseguir mejores resultados exige analizar:

  • El perfil de competencias de los trabajadores.
  • Determinar y anticipar las competencias requeridas en el mercado, para desarrollarlas, creando con ello mejores oportunidades de empleo y de desarrollo económico.

Para ello y ante esta situación, en un entorno competitivo, un modelo productivo de éxito exige un sistema de formación profesional para el empleo de calidad.

¿Qué requisitos tiene que cumplir un sistema de formación profesional para el empleo de calidad?

Un sistema de formación profesional para el empleo de calidad implica:

  • Que acompañe a los trabajadores en su acceso, mantenimiento y retorno al empleo, así como en su capacidad de desarrollo personal y promoción profesional.
  • Que promueva la adquisición y actualización de conocimientos.
  • Que mejore las perspectivas de empleo estable y de calidad de los trabajadores.
  • Que mejore la ventaja competitiva de las empresas.
  • Que mejore la ventaja competitiva de la economía española.

¿Cuáles son los objetivos estratégicos que persigue la reforma?

Esta reforma persigue cuatro objetivos estratégicos:

  • La garantía del ejercicio del derecho a la formación de los trabajadores, empleados y desempleados, en particular, de los más vulnerables.
  • La contribución efectiva de la formación a la competitividad de las empresas.
  • El fortalecimiento de la negociación colectiva en la adecuación de la oferta formativa a los requerimientos del sistema productivo.
  • La eficiencia y transparencia en la gestión de los recursos públicos.

En última instancia, se trata de que el sistema permita:

  • Consolidar en el sistema productivo una cultura de formación profesional.
  • Favorecer la creación de empleo estable y de calidad.

Además, la reforma pretende alcanzar otros objetivos de carácter instrumental:

  • Lograr una mayor eficacia, eficiencia y transparencia en la gestión de los recursos empleados y evitar cualquier tipo de irregularidad en la gestión de fondos públicos ligados al empleo.
  • Coordinar a todos los actores y a las Administraciones públicas que participan en el sistema, con un marco jurídico adecuado, estable y común para todos, lo que ahondará en la necesaria unidad de mercado.

Para conseguir estos objetivos, Gobierno, comunidades autónomas y agentes sociales colaborarán en la prospección, planificación y programación de la actividad formativa.

Comparte esta noticia